Rafael Fernandez Martin, conocido artísticamente como “Vivillo”, sobrenombre que le viene de su abuelo, nació en La Linea de La Concepción (Cadiz). Siguiendo la tradición musical de su familia, ingresó en el Coro de la Iglesia Evangélica de Filadelfia; una auténtica academia de grandes voces en la que estuvo de forma continua durante mas de 10 años y de la que aún hoy forma parte, lo que le permitió además adquirir un gran amor por el piano, del que hoy se acompaña en algunas de sus actuaciones